Contra el calor, ¡¡¡alimentos frescos!!!

alimentos frescos

Ropa ligera y de algodón, duchas de agua fría, piscinas, aire acondicionado… Todo ello está bien para hacer frente al insoportable calor que nos acecha este verano. Sin embargo, muchos se olvidan de la alimentación, un factor fundamental para combatir los molestos e incluso peligrosos efectos de las altas temperaturas.

En verano, como en el resto del año (aunque ciertamente suele ser más complicado), hay que combinar los alimentos para cuidar la salud sin perder el equilibrio entre placer y nutrición. Las verduras a la brasa (¡ay, esas barbacoas con los amigos!) o al horno constituyen un plato ligero pero muy rico en vitaminas y minerales. ¡Añadidlo a vuestro menú de verano! Pero tenemos más.

En verano, la sopa fría

No hace falta dejar de tomar sopa en verano. Aunque es un plato que asociamos mucho al frío y lo tomamos para entrar en calor, en verano la sopa también se toma. Pero en esta ocasión, fría. nos ayudan a alcanzar los niveles óptimos de hidratación y que son un plato único en sí mismas repleto de vitaminas y minerales. ¿Y cuáles son estas sopas frías? El gazpacho de toda la vida, la vichyssoise, la crema de calabacín, la de pepino y yogur y el ajoblanco, son algunas. A gusto del consumidor. Aunque todas están realmente buenas.

Alimentos contra el calor

Pues lo dicho, frutas y verduras como el apio, la sandía, los melocotones, albaricoques y el pepino, proporcionan una buena de dosis de agua para el cuerpo. Los líquidos, obviamente, son un buen método para combatir el calor en verano, incluso si se toman calientes: Por ejemplo, el té de menta, ayudan a sudar y a liberar así calor corporal. La cerveza y el vino, siempre en su justa medida, también pueden ayudar a refrescar el cuerpo. Y por supuesto, el agua, aunque será más efectiva del tiempo en vez de fría para equilibrar la temperatura corporal.

También se puede poner imaginación a las ensaladas, con infinitas combinaciones de frutas, verduras, hortalizas, frutos secos y el toque maestro del aliño, que puede ser una salsa sofisticada o simplemente un buen chorro de aceite de oliva y vinagre de manzana.

El helado no es para el verano

Según algunos expertos, el helado viene a ser como un placebo. Sí, ya sabemos que es el recurso más utilizado cuando los termómetros suben en verano, pero eso no quiere decir que sea el más adecuado. De hecho, es un error común consumir estos mantecados fríos creyendo que combatimos así el calor, ya que provocan justamente lo contrario: los helados refrescan cuando se comen, pero crean calor a medio plazo debido a sus altos niveles de proteínas. Aunque es tan del verano un paseo por la costa disfrutando de un sabroso helado… que no os queremos quitar este pequeño placer del todo. Pero así ya sabéis la verdad sobre el helado.

 

Como ves, tienes infinitas opciones para que, cuando llega el calor, te sigas alimentando bien, y fresquito.

En Primaprix te echamos una mano. A ver qué te parece:

 

DON SIMON GAZPACHO 500. Ml. por solo 1€.

ARLA QUESO LONCHAS Havarti light 150 grs. a 1,25€.

¿Sabías que su precio medio de mercado es de 1,98€? Echa cuentas: te ahorras ¡¡¡un 37%!!!

NESTLÉ MOUSSE GOLD CHOCOLATE 4×57 grs. por solo 1,8€.

 

Con Primaprix, comes mejor, más ligero y, sobre todo, más barato. Disfruta del verano… y de cada plato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *