Todos los peligros de una exposición irresponsable al sol

al sol

Para muchos de nosotros, uno de los objetivos pendientes durante los meses de verano es conseguir un favorecedor bronceado, sin embargo, en muchas ocasiones no somos conscientes de los peligros que puede experimentar nuestra piel ante la radiación solar si no adoptamos las medidas adecuadas. Aunque, como ya hemos contado en otros artículos tomar el sol es un hábito saludable si se hace con moderación, no hay que tomarse a broma los consejos sobre las precauciones con el sol y hay que ponerse serios y cuidar la piel. Porque los rayos solares pueden generar en nosotros un hábito tóxico para nuestra salud.

Por ejemplo, ¿sabes lo que es la tanorexia? Hay gente incapaz de vivir sin los rayos del sol o UVA. Son los tanoréxicos, cuya necesidad de mantener un bronceado perfecto pone en peligro su salud física y mental. En la cabeza de los afectados siempre ronda la idea de que nunca están lo suficientemente bronceados. La obsesión por estar moreno es un trastorno psicológico cuyo origen, dicen los expertos, está en una baja autoestima.

Aunque, por otro lado, tomar el sol de manera responsable también tiene efectos positivos para el organismo. La radiación solar participa activamente en la síntesis de vitamina D, por lo que una exposición breve, 2 ó 3 veces a la semana en las zonas más expuestas al sol, son suficientes para sintetizar la cantidad necesaria de esta vitamina. Además, la radiación solar aporta una acción antidepresiva y provoca una vasodilatación que estimula las funciones básicas de nuestra piel.

Pero siempre hay que ponerse al sol con precaución porque, de lo contrario, estos son algunos de los problemas derivados de la excesiva exposición solar son:

Golpe de calor

Si nos enfrentamos a una rápida exposición una temperatura exterior muy alta y no disponemos de elementos para protegernos de ella o no tenemos bastante hidratación podemos sufrir este grave cuadro llamado golpe de calor. Que es motivo del aumento del pulso, la sudoración y la vasodilatación.

Quemaduras solares

Es posible que los primeros signos de una quemadura solar no aparezcan durante unas cuantas horas. El efecto total para la piel puede tardar en aparecer 24 horas o más.

Envejecimiento prematuro

La exposición excesiva al sol durante años provoca repercusiones como el envejecimiento prematuro de la piel. Favorece la aparición de numerosas arrugas, profundas y marcadas, las manchas marrones se multiplican y la piel se vuelve menos flexible.

Cáncer de piel

Las excesivas quemaduras solares en la piel pueden derivar en un melanoma. De hecho, la mayor partes más habituales en las que suele aparecer el cáncer de piel son aquellas zonas más expuestas directamente al sol: cara, hombros, cuello, espalda, etc.

Problemas oculares

No solo la piel puede sufrir daños causados por la exposición al sol, sino también los ojos pueden desarrollar algunas enfermedades graves a corto y largo plazo.

Y teniendo en cuenta todo esto, no se te olvide algo que es igualmente importante: disfruta del sol, sal a la calle, diviértete y sé un poco más feliz. Eso, es lo que nos vamos a llevar.

Leave a Reply

avatar
  Suscribirse  
Notificar de